Revista Ground Online
logo revista Ground

Hábitat

En pleno corazón de Banfield, una esquina como cualquier otra se convirtió en el polo de atracción de lugareños y visitantes. Cafeterías, restaurantes y casas de decoración hacen de estas cuatro cuadras un lugar diferente, que evoluciona sin perder su esencia.

Alvear chico

El paisaje es agradable. Calles empedradas y frondosos árboles enmarcan este micro centro comercial con estilo propio sobre la Avenida Alvear, que ocupa dos cuadras entre las calles French y Beruti de Banfield. En esta zona residencial, de casas suntuosas, donde el tiempo parece transcurrir más despacio, hace más de cuatro años empezó toda una movida comercial. Poco a poco se fueron instalando locales, hoy en día existen alrededor de 30, que ofrecen distintas opciones de comida y ropa, principalmente, aunque hay también una peluquería, un centro de estética, una inmobiliaria, un vivero, algunos locales de decoración, entre otros.
Todos los locales tienen un rasgo particular pero a su vez conservan un estilo que encaja perfectamente con el entorno y se mimetiza con el barrio, sin perder la identidad propia. La ambientación y la decoración informal y desestructurada de cada local, así como la instalación de decks formando pequeñas terrazas, aportan calidez. La utilización de bancos o pufs en las veredas para que la gente se siente a conversar y los pequeños espacios que cuidan hasta el mínimo detalle y que aportan colorido al gris de la ciudad son el sello distintivo. El centro comercial se distingue además por el ambiente familiar y relajado que ofrece.


 

Los primeros locales fueron los de la Galería del Paseo, ubicado en una de las cuatro esquinas de Alvear y French, donde también se emplaza la tradicional Heladería del Paseo. En frente se encuentra otro de los íconos de la zona, el restaurante, marisquería y pizzería Calabria.  En otra de las esquinas se ubica la clásica casa de té Mundo Cocoa, un espacio único donde se puede encontrar la mejor pastelería. Sobre French encontramos Rincón de Dulces, una pequeña y vistosa panadería. En octubre del año pasado abrió el restaurante Joey’s con una ambientación ideal para los amantes de la música que desborda espíritu “ramonero”, es una cafetería que ofrece desayunos, meriendas, pastelería, cenas y una excelente variedad de coctelería, donde se destacan sus variedades de pizzas y tiene además un sector de juegos para los más pequeños. Sobre esta misma vereda llama la atención un espacio decorado con excelente buen gusto, La Casa de Liliana, un local de decoración donde los ojos no alcanzan para recorrer todo lo que ofrece, simplemente es mágico.
Si bien hay intenciones de que la zona siga creciendo, esto no parece ser tan simple debido a la falta de propiedades ya que todos los terrenos que había libres fueron utilizados. Algunos vecinos expresan que “si bien es muy positivo que haya locales y aumente el movimiento, tampoco queremos que crezca demasiado porque esto cambiaría la dinámica del barrio”.  Es que la mezcla de locales vistosos, empedrados, naturaleza, tranquilidad y elegancia es una combinación digna de ser cuidada y preservada. Nada más lindo que disfrutar de un paseo de compras donde la banda sonora que acompaña es la naturaleza misma.

Podes ver más de esta nota en Facebook