Revista Ground Online
logo revista Ground

Ser solidario




Proyecto Plato Lleno

Dos hechos paralelos, igualmente contradictorios e indignantes. Según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, aproximadamente 2.000.000 de personas pasan hambre con frecuencia en Argentina. Por otro lado, en nuestro país se tiran por día cientos de toneladas de alimentos que podrían ayudar a aliviar el hambre de quienes no tienen nada. Se estima que en la ciudad de Buenos Aires se desechan alrededor de 200 toneladas de alimentos que representan a 550.000 raciones de comida y en Área Metropolitana la cifra es de 670 toneladas por día que podrían utilizarse para generar 1.675.000 platos de comida.
El Proyecto Plato Lleno es una iniciativa 100% solidaria y voluntaria que busca recuperar la comida que no llega a ser consumida en eventos y que usualmente termina en la basura. El proyecto consiste en retirar, al finalizar una fiesta, aquellos alimentos elaborados que finalmente no son consumidos. “Procuramos que lleguen directo a hogares, comedores o instituciones que quieran y puedan recibirlos”  explican. Los voluntarios del proyecto se encuentran en permanente contacto con distintas instituciones en el ámbito de C.A.B.A., estas instituciones son elegidas de acuerdo a los niveles de vulnerabilidad, necesidades, tipos de alimentos a entregar y cercanía al lugar del evento.


De las donaciones pueden participar empresas de catering, centros de exposiciones, salones de fiestas, cruceros, hoteles, organizadores de eventos, particulares y todos aquellos que puedan y quieran colaborar. Se puede donar todo tipo de comida, dulce o salada, a excepción de helados o productos de alta exigencia en mantener la cadena de frío. Cuando se trata de comida que solo necesita ser refrigerada, la donación dependerá de poder contar con un camión refrigerado para su traslado.
Desde Proyecto Plato Lleno explican con claridad que para un evento se elabora un 5% más de comida por persona de lo que ésta va a consumir. Esa sería la comida que debería donarse. También si el evento tiene más de 300 invitados con un menú tradicional sería un potencial donante. Si el evento tiene hasta 150 invitados pero el menú es asado, también habrá exceso de comida para donar.
Plato Lleno, en Buenos Aires recupera un promedio de 100 kilos de comida por rescate. Pero en nuestro país son muchas las trabas que hacen que la comida en buen estado no llegue en tiempo y forma a las organizaciones que brindan asistencia alimentaria a los más necesitados. En Argentina, a finales del año 2004 se había aprobado la Ley Donal sobre la base de un proyecto de ley presentado por el entonces diputado Fernández Valoni, pero en 2005 (un mes después) el Poder Ejecutivo vetó su Artículo 9 que trataba sobre la responsabilidad civil de los donantes, dejando sin respaldo a las empresas frente a posibles juicios. Desde entonces el sector privado es reticente a quedar comprometido en una operatoria complicada. Hace falta una ley que simplifique todo.
Mientras se espera un marco legal, la solución no es tan complicada y está a nuestro alcance. Consiste, básicamente, en cambiar los hábitos y las costumbres en la forma de consumo de las personas y concientizar sobre la donación de alimentos que no se van a consumir. Para modificar esta situación y lograr que no se tire un gramo más de comida apta para el consumo es necesario derribar barreras legales, fiscales, logísticas, financieras pero sobre todo educativas.


+ INFO
fb/ProyectoPlatoLleno
www.platolleno.com.ar


 

Podes ver más de esta nota en Facebook