Revista Ground Online
logo revista Ground

Gente que hace


El CC Tenemos Patria funciona en un pequeño local de Monte Chico. Completamente ad-honorem dictan clases, talleres y actividades para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Centro Cultural Tenemos Patria

Monte Chico es, aunque parezca un juego de palabras, un barrio de Monte Grande. No es muy diferente a otro barrio en las afueras de cualquier otra ciudad del conurbano bonaerense. Un barrio con mas carencias que servicios, calles de tierra, plazas descuidadas, algún que otro comercio improvisado para sumar un ingreso más al hogar. Un barrio de laburantes, de esos en los que los lazos entre los vecinos siguen siendo un motor para la acción.
Hace unos meses, un grupo de amigos (que se conocían desde la militancia política y que habían estado trabajando en ese barrio) notaron que cada vez que hacían alguna acción se sumaba más gente, sobre todo chicos y adolescentes. Decidieron entonces darle una forma concreta al trabajo que venían realizando. Así, nació el Centro Cultural Tenemos Patria.
“Todos tenemos entre veinte y treinta (y pico) de años. Lo hicimos de la nada, porque lo más importante, que era el capital humano ya lo teníamos.” cuenta Ariel Márques, uno de los responsables del proyecto. “Buscamos un local, lo acondicionamos y arrancamos. Todavía no está terminado, falta equipamiento, no tenemos gas, pero lo importante es que la mayoría de los vecinos del barrio se acercan”.
En el centro ya se dictan clases de inglés, ajedrez, bachata, salsa, música, organizan talleres y jornadas deportivas, y están creando una biblioteca popular. “En la era digital, creamos un espacio donde reencontrarse con lo analógico, y en el cual chicos y grandes recuperen la lectura como herramienta de conocimiento o simplemente como espacio de ocio”.
Los vecinos se acercan por diferentes motivos. Los chicos encontraron acá un lugar de contención y los grandes, una puerta a nuevas oportunidades. “Uno de los requerimientos que más solicitan es que abramos cursos de artes y oficios. Hombre y mujeres, todos, quieren aprender para trabajar, para progresar. Y en eso estamos, pero necesitamos gente que quiere colaborar para dictar esos cursos” Obviamente, el Centro Cultural es gratuito y no tiene subvenciones ni financiamiento de ningún tipo, por eso todos los que trabajan lo hacen ad-honorem.
Si bien muchos de los que ponen el hombro tienen una militancia dentro de la Cámpora, el centro cultural es abierto y no persigue fines político partidarios. Además de las clases y talleres, llevan adelante tareas de mejoramiento de barrio. Recuperaron la plaza, acondicionaron los juegos, limpiaron desagües del barrio.
Se organizan, en la medida de sus posibilidades y haciendo malabares con sus propios trabajos, para que el centro esté abierto la mayor cantidad de horas al día.
“Ahora, ni bien alguno de nosotros abre la puerta, los chicos vienen corriendo y entran” lo dice y apenas toma conciencia que con eso, más de la mitad de la función está cumplida. Los chicos dejaron de estar en la calle, los grande comenzaron a soñar con un progreso posible.



+ INFO
fb/Centro Cultural Tenemos Patria
centroculturaltenemospatria.com
Fraga 865, Monte Grande, Esteban Echeverría

 

Podes ver más de esta nota en Facebook