Revista Ground Online
logo revista Ground

#Hábitat | Las Marianas

Un pueblo que parece detenido en el siglo pasado. Restos de una efímera pujanza rural y un tren que ya no pasa, algún que otro recuerdo de la fama pasajera. Pero Las Marianas quiere resurgir de sus cenizas y hacer de su pasado el arma para el futuro.

Un pueblo sin tiempo

Las Marianas es uno de esos pueblos donde se respira en tiempo pasado. Todo es quietud. Este pequeño poblado está ubicado a 30 kilómetros de Navarro, en la provincia de Buenos Aires. Se llega a él por la ruta 41 y luego se accede atravesando un olvidado camino de tierra que zigzaguea al costado de unas vías muertas de un tren que ya no pasa.
Si observamos un mapa satelital enseguida podemos notar las pequeñas dimensiones de este pueblo, fundado en el año 1908 por Eduardo Vidal y que debe su nombre a un importante establecimiento ganadero de la zona. En sus orígenes Las Marianas fue una zona pujante y, como en otros tantos pueblos, su movimiento giraba alrededor de la estación de ferrocarril, donde se desarrollaba su principal actividad comercial relacionada con productos de granja, apicultores, acopiadores de cereales, criadores de aves, productos lácteos y numerosos tambos que le daban vida a la zona. En la actualidad tiene una población de no más de 500 habitantes, en su mayoría adultos mayores que añoran los tiempos pasados y mejores. Los jóvenes, al parecer, parten en busca de otros horizontes.

 

Hoy, Las Marianas, es un pueblo tranquilo. Casi estático.  No cuenta con muchos puntos de interés pero la cordialidad de su gente le otorga un valor agregado. Tiene una pequeña plaza principal bien arbolada. Junto a ella se encuentra la Capilla Santa Teresita del Niño Jesús. La vieja estación actualmente funciona como centro de jubilados donde se realizan bingos y talleres. Frente a la estación,  e igualmente detenidos en el tiempo, se encuentran el antiguo almacén El Porvenir y la panadería Las Marianas, también ahí adentro todo es antiguo. A pocas cuadras se encuentra la panadería La media luna, fundada por Masmud, un inmigrante libanés, allá en la década del '20.
Como dato anecdótico se sabe que el paisaje de fondo que aparece en la portada del álbum “Bandidos Rurales”,  de León Gieco, es de Las Marianas. Así mismo, en el año 2001, el video se filmó en el pueblo, específicamente en la tradicional esquina donde se encuentra el bar El Recreo. Tal vez ese era el punto más pintoresco para visitar, donde se podía parar a tomar Fernet con soda, un vermú o una cerveza y acompañarlos de quesos y salamines regionales. Lamentablemente en el presente el local se encuentra en venta. Tal vez sea el turismo rural la tabla salvadora para este pueblo y su continuidad.

Podes ver más de esta nota en Facebook