Revista Ground Online
logo revista Ground

#Protagonistas / Día de la mujer

Cada vez son más las mujeres que se atreven a ocupar espacios tradicionalmente reservados para hombres. Ellas manejan camiones por las rutas argentinas sin perder un gramo de femeneidad.

Camioneras

El Día Internacional de la Mujer es una fecha que se celebra en muchos países del mundo. Tras una tradición de más de cien años de lucha en pos de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo, surgió la idea de un día internacional de la mujer a finales del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, gran crecimiento de la población e ideologías radicales. La asignación de este día por la ONU para homenajear a las mujeres se remonta al año 1975, y hace referencia a las mujeres comunes como artífices de la historia y su lucha por participar en la sociedad en igualdad con el hombre.
Los hechos muestran que las mujeres sólo han logrado conquistas sociales allí donde y cuando ha habido mujeres trabajando y protagonizando esas conquistas. Las mujeres con frecuencia deben luchar por ingresar a sectores tradicionalmente dominados por hombres, y las condiciones de trabajo son más difíciles para ellas porque hay menos oportunidades de empleo. Siglo XXI. Lejos de los estereotipos de género, un grupo cada vez más numeroso de mujeres se anima a un empleo tradicionalmente “masculino”. Mujeres argentinas que trabajan al volante de un camión y que aman su profesión. Camioneras.


 

Es el caso de Mariela Ottolini, esta chica de 33 años nacida en Irigoyen, Santa Fe. La Negra, para todos los que la conocen, hoy maneja un Mercedes Benz Actros 2041. Confiesa que toda su vida estuvo arriba de un camión “es de herencia familiar” cuenta “Es un tema tratado en terapia,  con psicólogo y psiquiatra. Me explicaron que aquellos que nacen en familia de médicos terminan siendo médicos, quienes nacen en familia de abogados terminan siendo abogados. Yo nací en familia de camioneros y era fácil la ecuación” explica Mariela  entre risas. Actualmente vive, literalmente, arriba de su camión ya que las distancias que recorre son muy extensas. La vida en las rutas no es para cualquiera, es dura y difícil. “Camionero se nace, no se hace” reconoce Mariela, quien pasa casi 24 horas al día sobre el camión, se baña en las estaciones de servicio, lava su ropa en las paradas y la cuelga en el camión, come en el camión, toda su vida parece trascurrir en los 20 metros de largo que tiene su transporte. Pero, a pesar de las incomodidades, ama profundamente la libertad de viajar y poder conocer gente buena. Sin embargo reconoce que “lo más difícil es la sociedad, todavía no tenemos nuestro lugar como mujeres camioneras. No queremos diferencias ni queremos privilegios, queremos que nos traten igual. Poder cargar en todos lados, tener duchas en las estaciones de servicio, poder trabajar con nuestros hijos cuando son muy chiquitos”. Es tan lamentable como cierto, salvo algunas excepciones, la mayoría de los centros de distribución no tienen baños para mujeres. Eso no es todo, resulta que además de la barrera cultural, el convenio colectivo que rige la actividad del transporte de cargas y gran parte de la logística, no contempla situaciones propias de las mujeres como el embarazo y la lactancia. ¿Hasta qué etapa del embarazo una mujer podría manejar un camión, cuánta distancia puede recorrer durante el período de lactancia? Son temas que ni siquiera se plantean, al menos hasta ahora. Es el caso de Cielo Patat, una joven camionera entrerriana, madre soltera que viaja en compañía de su pequeño hijo como tripulante y compañero de ruta. Cielo heredó la pasión por los camiones de su papá. Ella nunca dudó que lo suyo era el camión "Mi padre siempre tuvo camiones y, de niña, yo le decía a todos que también conduciría un camión cuando creciera. Pero en esa época, por supuesto, todos se oponían a la idea" relató Cielo, orgullosa de su profesión “Es un placer llevar 18 ruedas, un placer hacer cada kilómetro” agrega. Por otro lado Cristina Imaz conductora y directora de una flota de transportes, fue finalista del premio “Mejor conductor de camiones de Argentina” organizado por la marca Scania. “Hay personas que siguen pensando que sólo servimos para lavar los platos”, reconoce. Es hora de que las empresas de transportes y sus empleados masculinos reconsideren sus creencias y dejen atrás una cultura arcaica centrada en los hombres.
La página de Facebook Camioneras Argentinas se creó hace dos años con la intención de agrupar, contabilizar, compartir experiencias, fotos, realizar encuentros y todo lo referente a la vida de las mujeres camioneras. En nuestro país hay alrededor de 160 mujeres con carnet profesional pero muchas de ellas trabajan en empresas de transporte detrás de un escritorio.

Podes ver más de esta nota en Facebook