Revista Ground Online
logo revista Ground

#Hábitat | Barracas

Con un pasado arrabalero y fabril, este barrio de inmigrantes está marcando tendencia como el nuevo distrito de diseño de Buenos Aires.

Los colores de Barracas

Este barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, debe su nombre a las antiguas barracas que comenzaron a construirse a fines del siglo XVIII a orillas del Riachuelo. Las primeras construcciones eran precarios galpones que se usaban para almacenar cueros y otros productos que debían embarcarse. Algunos historiadores sostienen que las barracas eran el primer lugar en donde desembarcaban los esclavos negros llegados al Río de la Plata.
Por aquellos años Barracas no era una zona habitada y se destacaba por su ubicación estratégica, en sus inmediaciones funcionaba un puerto y un Arsenal de Marina para evitar posibles invasiones extranjeras. Además, hasta 1872 existía en el noroeste de Barracas los Mataderos del Sur, llamados también de la “Convalecencia” o del “Alto”. Estos fueron cerrados debido a que producían una gran contaminación al arrojar al Riachuelo los desperdicios de los animales que se faenaban.
Cuando se llegaba a las barracas se podía cruzar el Riachuelo en canoas que no soportaban el peso para trasladar carruajes y ganado. Por lo cual, en 1791 se construyó  un puente de madera. Las obras estuvieron a cargo de Juan Gutiérrez Gálvez, vecino del lugar y propietario de una de las canoas por las que se cruzaba el Riachuelo. Se cobraba por cruzar el puente, dependiendo la carga y la cantidad de animales. En 1806 este puente fue incendiado para impedir las invasiones inglesas, luego comenzó su reconstrucción. En 1858, Prilidiano Pueyrredón, propuso reemplazar el puente de Barracas por uno sólido, espacioso y cómodo para el tránsito terrestre y fluvial, que sea digno de su forma elegante por las cercanías de la Ciudad de Buenos Aires. En 1871 se inauguró el nuevo puente. A pesar de tener una construcción de hierro y con pilares apropiados, en 1884, una feroz crecida arrasó con la obra. Más adelante, en 1903 se inauguró un nuevo puente y en 1931 se habilitó el que funciona actualmente con el nombre de Puente Pueyrredón.
Hasta fines del siglo XIX, Barracas fue una zona de quintas y mansiones de la clase alta porteña, que se trasladó a los barrios del Norte tras la epidemia de fiebre amarilla. Durante el siglo XX se convirtió en un barrio industrial y de inmigrantes, principalmente de origen italiano. Se destacan sus edificios religiosos como la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús conocida como la Iglesia de Felicitas, levantada en 1875 en memoria de Felicitas Guerrero,  una viuda joven y pudiente, considerada una de las mujeres más bellas de Buenos Aires, que fue asesinada por un pretendiente desairado. Tabmién  la Parroquia de Santa Lucía y el Templo israelita or Torah son puntos de interés.


 

En la última década, este barrio del sur porteño ha sido escenario de importantes intervenciones urbanísticas, como el del imponente Central Park, ubicado en la manzana de Herrera, California, Vieytes e Iriarte, intervenido por el reconocido artista Pérez Celis, convirtiéndolo en un ícono del modernismo.
Se destaca también el mural “El regreso de Quinquelax” realizado por el artista Alfredo Segatori, sobre la calle Pedro de Mendoza y San Antonio, que tiene más de dos mil metros cuadrados y es el más grande mundo, fue realizado con aerosol a mano alzada, como homenaje que fusiona cuatro obras muy conocidas de Quinquela Martín.
La calle Lanín es un pequeño pasaje que alberga una de las muestras de arte urbano más interesantes de la Ciudad. Obra del artista plástico Marino Santa María, vecino de la calle, está conformado por los frentes intervenidos de 35 casas, que fueron pintados con distintas formas y colores, a los que luego se les aplicó venecitas para preservar los diseños. La obra comenzó en la década del ‘90, con la fachada del taller del artista. Los vecinos se entusiasmaron con el trabajo de Santa María, por lo que le pidieron continuar su obra en sus frentes. Finalmente, con la ayuda del Gobierno de la Ciudad, la Unesco, el Museo de Bellas Artes y diversas empresas privadas, se logró realizar el proyecto a lo largo de las dos cuadras intervenidas.
Buenos Aires es un centro urbano creador de tendencias y nuevas expresiones, y el Centro Metropolitano de Diseño con sede en Barracas  es también un reflejo del talento y creatividad de los porteños.

+ INFO
www.buenosaires.gob.ar/cmd
www.cpark.com.ar