Revista Ground Online
logo revista Ground

#Arquitectura / Velvet

La renovación de un clásico

Cuando le encomendaron a Gaby, mi mujer, la remodelación de Velvet, surgieron inmediatamente varias dudas. No porque el desafío no nos resultara atractivo, sino por otras razones; en primer lugar, la urgencia, ya que debía realizarse en muy corto tiempo, y en segundo lugar, la época del año, ya que la obra coincidiría, probablemente, con nuestras vacaciones ya programadas, y las de las de alguno de los integrantes de nuestro estudio y contratistas o proveedores de los cuales dependíamos para la ejecución de los trabajos.
Habitualmente, elegimos no tomar compromisos con tan poco margen de tiempo porque, indefectiblemente, surgen inconvenientes no previstos que tienden a dilatar  los tiempos estimados pero, de todos modos, era muy tentador el hecho de trabajar en un ícono tan importante como lo es Velvet que, en definitiva, formó parte también de nuestras vidas y de la historia no tan reciente de Monte Grande.
Luego de varias reuniones con nuestros nuevos clientes, acordamos realizar la remodelación a partir del primero de Febrero, estimando que la misma, duraría tres semanas, para ellos y cuatro para nosotros…, finalmente, los trabajos se terminaron en unos 25 días, lo cual resultó equitativo para las expectativas de unos y posibilidades de otros.
Los requerimientos planteados inicialmente, sugerían que, además de generar un cambio de imagen, debíamos  lograr una mayor calidez en la ambientación, tendiente a incrementar la cantidad de público femenino.

 

Por otra parte, Velvet se caracteriza por funcionar tanto como restaurante o cafetería por lo que, en lo referido a la ambientación,  al equipamiento existente, que fue reciclado, se le agregaron algunos elementos tales como banquetas de hierro y madera para la barra, ahora revestida con la misma saligna del exterior y unos pequeños “sillones” que le dan al conjunto una imagen más descontracturada …
El interior se completa con una serie de muebles y objetos de recupero o demolición, sin dejar de mencionar la iluminación, tan importante a la hora de resaltar los diferentes espacios del local y detalles de la decoración.
En lo referido a la imagen exterior, desde un principio, imaginamos algo similar al tratamiento de un centro comercial que conocimos en las vacaciones del año anterior, en Villa La Angostura, utilizando materiales rústicos y hasta en algunos casos de demolición, como las chapas del alero sobre el acceso. Esto nos permitió realizar un trabajo “en seco”, de rápida ejecución y relativamente económico en relación a otras opciones más tradicionales.
Al hablar del revestimiento exterior, no puedo dejar de recordar una situación risueña, que se generó cuando una clienta habitual del lugar, muy indignada, increpó al carpintero, diciéndole porqué habíamos elegido una madera tan vulgar para revestir el frente del local …

Por último, creemos importante destacar la apertura y predisposición de los dueños de Velvet, que confiaron y aceptaron la propuesta en forma incondicional, sin cuestionamientos, lo cual nos permitió desarrollarla sin  ninguna limitación.

 

 

Podes ver más de esta nota en Facebook