Revista Ground Online
logo revista Ground

#Destinos / Luján

 

La capital de la fe

Luján es una de las ciudades más antiguas e importantes de la provincia de Buenos Aires, ubicada a 68 kilómetros hacia el oeste de la Capital Federal, a orillas del Río Luján. Es una localidad rica en historia, cuyos terrenos fueron concedidos por el mismo Juan de Garay a los pioneros españoles que llegaron a estas tierras.
Es la ciudad ícono de la cultura del interior, que invita a disfrutar de la magnitud de su naturaleza, combinada con la magia de su historia, tradición y espíritu. Ofrece a quienes la visitan una amplia gama de posibilidades para distenderse, relajarse y adentrarse en la cultura e historia de los pueblos del interior.
Luján es, para el inconsciente colectivo de los bonaerenses, la capital de la fe. Eecibe en su basílica más de 4 millones de visitantes por año. Su principal fuente turística y de interés se basa en la Basílica de Nuestra Señora de Luján, una enorme catedral neogótica hacia cuyo santuario se dirigen miles de peregrinos al año.
En su interior se encuentra desde el siglo XVII una mítica imagen de la Virgen María que estaba destinada a un templo de Santiago del Estero. Según la leyenda que en un paraje cercano a Pilar, los animales que la trasportaban no lograron mover la carreta, a pesar de que la figura de arcilla media sólo 38 cm de alto. Los creyentes considerarron ésto como una señal y decidieron dejar allí a la figura, donde se construtó una hermita en lo que aún hoy se conoce como “el lugar del milagro”. La misma leyenda también cuenta que la ermita estaba bajo el cuidado del negrito Manuel, quien hacia curaciones milagrosas con el sebo de las velas que los peregrinos le dejaban a su virgen.



En 1677, una mujer rica y devota llamada Ana Mattos decidió erigir un templo bajo la advocación de la Virgen en tierras de su propiedad al lado del río Luján. Dicen que que la virgen fue trasportada dos veces, pero extrañamente desaparecía y volvia a aparecer en su antigua ermita. Hasta que fue llevada en peregrinación junto al negrito Manuel.
La basílica, que se eleva unos 110 metros sobre el piso, fue construida entre 1887 y 1935. Con la firma del arquitecto Ulrich Coutois, fue ejecutada por los los ingenieros Alfonso Flamand y Rómulo Ayerza, aunque su construcción tardó tanto que fueron muchos los que participaron en ella.
Durante 2012 y 2014, Luján ha sufrido importantes inundaciones debido a las copiosas lluvias que provocaron una crecida del río Luján, cuyo nivel alcanzó en la ciudad un nivel de casi 4,5 metros y que dejó bajo el agua casas y varios edificios históricos, e invadió la mismísima Basílica, provocando numerosos daños.
En la actualidad, y casi completamente recuperado el esplendor de la ciudad, en Luján se pueden encontrar amplias zonas de recreación turística ribereña. El Río Luján, a unos 200 metros de la basílica, es otra importante fuente de turismo. Hay un amplio parque arbolado en sus orillas, con mesas, asientos y parrillas, que invitan a buen asado de domingo. El sector cuenta con baños públicos y espacio para vehículos.
Al pie de la basílica y a lo largo de la Plaza Belgrano, ubicada frente a ella y en las recovas de los viejos edificios, se extiende una feria con puestos callejeros que ofrecen a la venta productos religiosos y otros artículos de santería. En los alrededores hay restaurantes y un pequeño sector de juegos. Se puede además, pasear por el río en pequeños botes o bien subirse al catamarán que hace un recorrido de 20 minutos adentrándose en sus aguas.
A un costado de la Iglesia se inicia un moderno recorrido comercial de cinco cuadras por la calle San Martín, que incluye cafeterías y restaurantes, locales de comida rápida, indumentaria, bancos, y otros negocios para finalizar este recorrido en la plaza central frente al palacio municipal de Luján.
Muy cerca, se encuentra el Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo, uno de los museos más importantes de Sudamérica.
La excelente conectividad del Partido de Luján por medio de la autovía y el ferrocarril, motiva al turista a visitarla y favorece al turismo como uno de los principales factores de desarrollo de la  comunidad. La ciudad creció hasta convertirse hoy en un centro comercial, industrial y universitario de alta calidad con la Universidad Nacional de Luján, que por su ubicación en esta zona agropecuaria y de industrias alimenticias se enfoca en estas disciplinas.

Sin dudas, los puntos turísticos más conocidos son la basílica y el río, pero la ciudad de Luján es bastante grande en realidad, y hay mucho más para conocer si se visita con tiempo y se animan a alejarse un poco del centro.

 

Podes ver más de esta nota en Facebook