Revista Ground Online
logo revista Ground

#Hábitat/ Abertec


A través de la colocación de DVH o Doble Vidriado Hermético podés tener mayor control térmico de los ambientes y mejor uso de la energía, reducienDo así los gastos en calefacción.

Conciencia ambiental, doble vidriado hermético

La llegada del invierno propone que revisemos el uso de los métodos para calefaccionar casas y oficinas, tanto por optimización de la economía doméstica como por cuidado de los recursos naturales sin perder confort en nuestros hogares. En este punto, las aberturas son un elemento que no debe pasarse por alto. Debemos tener en cuenta que a través de las ventanas se generan grandes pérdidas de temperatura, y una buena forma de evitar esto, es través de la colocación de DVH o Doble Vidriado Hermético.

¿Qué es el DVH o Doble Vidriado Hermético? El DVH es básicamente, una cámara de aire estanca encerrada entre dos vidrios. El conjunto construido delimita y garantiza un volumen de aire seco entre los vidrios utilizados. La cámara de aire reduce la transferencia de calor entre interior y exterior mientras que una correcta selección de vidrios permite no sólo reducir el ingreso de energía solar radiante, sino también reducir significativamente el ingreso de ruidos
Para explicarlo de manera más técnica, el DVH está constituido por dos hojas de Float separadas entre sí por una cámara de aire deshidratado cuyo espesor puede ser de 6, 9 ó 12 mm.
La separación entre ambos vidrios está definida por un perfil metálico hueco de diseño especial cuyo interior contiene sales deshumectantes que evitan la presencia de humedad en el interior de la cámara de aire. Para asegurar la hermeticidad del componente, su perímetro posee un doble sellado de estanquidad constituido por dos selladores. Un sellador primario a base de caucho de butilo, que conformará la barrera de vapor, y un sellador secundario a base de siliconas, que tiene como función principal otorgar solidez estructural al conjunto.




Uso racional de energía
En invierno, el buen aislamiento térmico de la superficie vidriada de una ventana es fundamental, dado que disminuye significativamente la pérdida de calor de calefacción hacia el exterior frío, aumentando así el confort.
En verano, el uso de DVH impide que el calor del aire ingrese al interior del ambiente. Para que esto sea eficiente, se debe disminuir el calor solar que atraviesa el vidrio, reemplazando el vidrio incoloro exterior por un vidrio de control solar coloreado en su masa y/o revestido con una capa reflectiva. Este tipo de vidrios también dejan pasar menos luz visible, lo que permite disminuir las molestias de una luminosidad excesiva.

Confort térmico
En días fríos, el empleo del DVH permite lograr 3 efectos adicionales sobre el confort ambiental:
• El aire próximo a una ventana no se halla frío y se evitan las corrientes convectivas.
• La ventana no presenta una superficie receptiva fría y la sensación de incomodidad que percibe una persona se reduce notablemente.
• Se evita la condensación de humedad en el vidrio, ya que su temperatura se halla por encima de la temperatura del punto de rocío del aire.


Aislación acústica
• Mejora conforme aumenta el espesor de los vidrios (ruidos graves, de baja frecuencia).
• Mejora con el uso de vidrios laminados con PVB (ruidos agudos, de alta frecuencia).
• Depende de la hermeticidad de la abertura.
• Las cámaras de aire de 12 mm tienen una influencia menor en la aislación acústica.

Las unidades de DVH se producen exclusivamente a medida según los requerimientos de la abertura
Los vidrios no necesariamente deberán ser del mismo espesor, y sus características dependen de la performance térmica y  acústica deseada.

La dimensión mínima de un DVH no será menos a 300 x 300 mm y puede tener hasta 3500 x 2500 mm o más. Pueden ser rectangulares y/o con forma. Se recomienda la consulta previa para verificar la factibilidad de la fabricación.


+INFO:

Perito Moreno 657, Canning
Tel: +54 11 4398 0604

 

Podes ver más de esta nota en Facebook