Revista Ground Online
logo revista Ground

#Empresas | Sábato Pagliocca

En 1966, Don Sabato Pagliocca fundó una empresa metalúrgica que hoy es lider del mercado. Su hijo y su nieto hacen honor al apellido continuando con la tradición de calidad y prestigio que siempre los caracterizó.

50 motivos para festejar

Las letras metálicas al frente de la fábrica escriben el nombre de su fundador, un inmigrante italiano que llegó a Buenos Aires a hacerse la América. Junto a su esposa Teresa, Don Sábato instaló en los ‘60 un pequeño taller de herrería y una ferretería en la calle Oliden, en Lomas de Zamora. Como era costumbre, allí también construyó su casa familiar, y fue casi lógico que le enseñara el el oficio a sus hijos Gerardo y Rafael.
En el mismo lugar dónde comenzó con aquel taller, hoy está la casa matriz de una empresa metalúrgica líder en el mercado, que cumple sus primeros 50 años y va por la tercera generación haciendo honor al nombre de Sábato Pagliocca.
Sabato Pagliocca SRL  es hoy una empresa de carpintería metálica, aluminio de alta calidad y de reconocido prestigio por su elaboración de puertas, ventanas, portones automatizados, trabajos especiales en acero inoxidable, parrillas, cercos de piletas y barandas de escaleras en acero inoxidable y vidrio, a medida o en serie. Cuenta con dos fábricas en Lomas de Zamora, equipadas con tecnología de avanzada que le permite satisfacer los más sofisticados requerimientos de sus clientes. Un ejemplo de industria nacional, pero sobre todo del esfuerzo conjunto de todos los que hoy forman la empresa, por hacer las cosas bien.
“Sabato Pagliocca S.R.L. es un emprendimiento familiar iniciado por mi padre Sabato, un italiano con muchas ganas de progresar y ser alguien, que llegó muy joven a Buenos Aires y comenzó a trabajar en el puerto, en donde aprendió el oficio de soldador especializado en los Talleres de Reparación Naval. Esta nueva tierra brindaba muchas posibilidades a quienes le ponían esfuerzo y dedicación” cuenta Gerardo Pagliocca. Hoy en día, la empresa continúa siendo familiar. Al frente de ella están Gerardo Pagliocca (supervisor del departamento de diseño, desarrollo y presupuestos, ventas y obra) y Leandro Pagliocca (encargado de producción,  distribuidores y de la organización financiera). Hijo y nieto de Sábato respectivamente.


Desde siempre, Sabato Pagliocca se destaca por el meticuloso cuidado en las terminaciones, los detalles de diseño y la funcionalidad de sus productos. Hacia finales de los ‘80 la empresa incorporó nueva tecnología y maquinaria de avanzada, lo que les permitió dar un salto en términos de producción. “Poco a poco fuimos incorporando empleados y, por la propia demanda de los clientes, comenzamos a realizar trabajos más sofisticados gracias a la adquisición de nuevas maquinarias que acompañaban los avances de la tecnología” explica Gerardo y agrega “Además abrimos un segundo taller, incorporamos mano de obra y la capacitamos para mejorar la calidad de los trabajos a medida, principalmente los de acero inoxidable”. A pesar de las facilidades que la nueva tecnología ofrecía, nunca se perdió el trabajo tradicional del hierro, lo artesanal en herrería, la utilización de la fragua para modelar rejas.
“Actualmente contamos con más de 60 empleados, una planta industrial equipada con alta tecnología, un salón showroom ubicado estratégicamente en Canning y la marca A Punto tiene 23 distribuidores en todo el país” cuenta Leandro Pagliocca sobre el crecimiento de la empresa. Exactamente en 2014 la empresa abrió un showroom  en el corazón de Canning, pensado para que el público pueda apreciar los productos exhibidos tal como quedarían en su hogar. “A raíz de un pedido específico de un cliente nace lo que actualmente es el producto estrella de la compañía: el frente de parrilla. La compra de una máquina nueva hizo posible que además del hierro se pudiera trabajar el acero inoxidable” dice Gerardo Pagliocca. Este fue el inicio de una de las especialidades de la empresa, que hoy realiza múltiples trabajos con este material. Sabato Pagliocca creó entonces su propia marca de sistema de asadores: A Punto. “Un producto con el que tenemos más de 25 años de experiencia” aclara Pagliocca.
A lo largo de los años y con tanta historia, los altibajos económicos del país fueron siendo sorteados con habilidad e inteligencia. “En el 2001, con un país complicado se arregló con los empleados ‘repartir la pobreza’ para evitar despidos; se resolvió entonces formar una suerte de cooperativa temporal para paliar los malos tiempos” dice Gerardo. Esto dio resultado y en poco tiempo regresó todo a la normalidad. Y es que, tal vez, lo que los diferencia del resto de sus colegas sea que a pesar de ser una empresa consolidada en el rubro, conserva el espíritu familiar que siempre la caracterizó. “Acá adentro ningún empleado es un número sino una persona con nombre y apellido. Ellos tienen muy claro que si a Pagliocca le va bien, a ellos también” dice Gerardo. Y de esa forma de pensar resulta que cada uno pone lo mejor de sí en pos de mantener la reputación de Sabato Pagliocca en lo más alto.
Sabato Pagliocca vende sus productos a diferentes clientes, entre ellos estudios de arquitectura, arquitectos, empresas constructoras, consumidores finales (propietarios) y herreros, entre otros. “Nuestra empresa hace hincapié en la atención al cliente y el servicio de postventa y atención de reclamos” cuenta Leandro Pagliocca y sigue “En caso de que el cliente desee tener un presupuesto de un producto de Sabato Pagliocca, lo que se hace es combinar una visita para que un representante releve en obra o en el domicilio del interesado para confeccionar una cotización acorde a la necesidad y el espacio disponible de cada uno”.
La receta para llegar a convertirse en la carpintería de acero inoxidable a medida de grandes proporciones que hoy todos conocemos consiste, sin dudas, en ser confiable. “Ser confiable implica no prometer lo que no se puede cumplir y cumplir lo que se promete. No perder nunca el don de gente en el trato con los clientes, teniendo la palabra como lo más valiosos en cuestiones de cumplir lo pactado” concluye Gerardo.
La pequeña empresa que dio sus primeros pasos hace 50 años, aun conserva intacto ese aire familiar que siempre la caracterizó, manteniendo vigente el legado de Don Sabato, con aspiraciones de seguir creciendo y mejorando día a día. •

+INFO:
www.asadoresapunto.com.ar
www.spagliocca.com.ar