Revista Ground Online
logo revista Ground

#SerSolidario / Merendero Arco Iris de los Chiquis

En la localidad de 9 de abril, el merendero "Arco Iris de los chiquis" recibe todos los días a más de 85 niños sin ayuda del estado ni de empresas privadas.

Mucho mas que dar una mano

Nos fuimos acá nomás, a un costado de Camino de Cintura, a pocos minutos  de la Capital. Llegamos a 9 de Abril, una localidad de Esteban Echeverría, en el conurbano bonaerense. Nos metimos por una de las calles laterales  al Camino de Cintura, buscando el Merendero. El día anterior había llovido un poco. Después de una travesía por una resbaladiza calle de barro y pozos incalculables, pudimos divisar una fila irregular y multicolor. Eran un montón de chicos que esperaban ordenadamente que abrieran las puertas de una casa pequeña pero impecable, con un cartel que decía Arco Iris.
Natalia López es ama de casa, pero siente que vino a esta vida a hacer algo más que los quehaceres domésticos. Sin apoyo del Estado, ni empresas que le den una mano, el merendero lo lleva adelante con la sola ayuda de su familia, algunas madres del barrio y mucho amor.



Acondicionó el frente de su propia casa para recibir y alimentar a los que menos tienen. Hoy en día se acercan regularmente 85 chicos de los barrios más vulnerables de los alrededores. Aunque el total en ocasiones supera la centena. Más de veinte adultos concurren también. Todos caminan al menos 15 cuadras para llegar. Algunos chicos lo hacen con sus guardapolvos aun puestos. Hace 6 años que Natalia pone todo su esfuerzo (y más) en este merendero para poder brindarles cada día dos platos de comida: una merienda y una cena. “Antes tenía un merendero en Capital, desde los 13 años que me dedico a ayudar a los chicos, es algo que me gusta” cuenta Nati, como le dicen los chicos.
Algunas de las mamás que se acerca con sus hijos la ayudan en la preparación de las comidas y en la atención a la hora de la merienda.  Muchas de las personas que asisten viven en casas precarias, donde el piso es de tierra y con las lluvias se inundan. “Tenemos por lo menos 6 familias que son las que siempre se inundan” relata esta mamá de todos. Por eso, desde el merendero intentan además recolectar calzados, sábanas, colchones y ropa para quienes, ante una crecida del arroyo, pierden lo poco que tienen. “Además, también hago de psicóloga, trato de ayudar en todo, hay historias fuertes acá” dice Natalia.
Conmueve el esfuerzo de esta familia. No tienen demasiadas certezas ni manera de garantizar la provisión de alimentos para el día siguiente. Viven el día a día.
Lamentablemente a veces, el dinero propio y la buena intención no alcanzan para todos. A veces la realidad la supera y siente la tentación de bajar los brazos. Pero Natalia es fuerte y sigue. •


+INFO:
Hermanos Pinzón 1029, 9 de Abril.
Tel: 4693-4937
Facebook: Merendero Arcoiris de los Chiquis

 

Podes ver más de esta nota en Facebook