Revista Ground Online
logo revista Ground

#Expresiones / Cecilia Muncal

Después de los treinta, se acercó a la música a través del tango. Hoy está preparando su primer disco y su mayor orgullo es compartir escenario con su hijo.

El tango siempre fue y será denuncia

Me encontré con el tango cuando escuché Grisel por el Flaco Spinetta”. Hasta entonces, Cecilia no había tenido ninguna relación especial con la música, (más allá de un abuelo que tocaba el violój y una tía pianista) y mucho menos con el tango.
“También tuve un tío abuelo paterno que era cantante lírico, pero nunca tuve una relación cercana. Para mí, el tango olía a naftalina. Hasta que un día escuché a Adriana Varela y después a Goyeneche y lo comencé a entender. “Luego escuché a Luis Cardei, un cantor que no te grita, que te susurra el tango” dice y prosigue “Me gustan las historias que cuentan los tangos, maravillosamente, con una poesía impecable. El tango siempre fue y es denuncia, está vivo.  Así como el rock nacional, Spinetta es tango, Charly Garcia es tango, el tango y el rock nacional transmiten lo mismo con estéticas distintas, pero el mensaje, la temática es la misma”

Se llama Cecilia Muncal, y pasó su infancia y adolescencia en Monte Grande. Hoy vive cerca de su ciudad natal, en el barrio El Trebol de Ezeiza. Es una mujer menuda de hablar tranquilo, pero se vuelve enorme cuando pisa el escenario.
El tango me llega, me moviliza, y cantarlo me erotiza... Me siento cómoda, y creo que mi voz tiene el color. Igualmente, no quiero quedarme solo con el tango.”
Sus ganas de cantar se encendieron después de un show en vivo de Dolores Solá solista. “Quedé encantada, me sentí identificada, me emocionó y me dije, yo quiero esto, yo quiero emocionar.”



Reconoce que sus mayores influencias artísticas son Dolores Solá y Lidia Borda, como cantoras. Acho Estol como compositor de letras y músicas. Rafael Varela, su guitarrista y repertorista, hijo de Adriana. Su referente por excelencia es el cantor Hernán Cucuza Castiello, cantor desde los 5 años. “Una persona muy generosa, fue el primero que me dio una oportunidad para cantar en su show” 
Y también reconoce a Tata Cedrón “Yo lo admiro muchísimo, me parece un artista vanguardista y creativo. Una noche después de su presentación en el Centro Cultural Padre Mujica de Banfield me acerqué a comprar uno de sus discos que me costaba mucho conseguir, Los Ladrones, son poesías de Raúl González Tuñón musicalizadas por Juan Cedrón (Tata), y también hay conversaciones entre ellos, es un hermoso disco. Quedaba solo un ejemplar y no estaba el vendedor en la mesa. Yo espere más de 20 minutos, pero no me iba a ir sin ese disco. Cuando llega el vendedor lo compro y me pregunta si quiero que me lo firme el Tata, no lo dudé. Se acercó el mismo Tata Cedrón, me escribió una dedicatoria y una amiga le comentó que yo cantaba tango y entre ellos “Eche 20 centavos en la ranura”. Yo sentí mucha vergüenza,  él me agradeció que incluyera ese tema en mi repertorio y tuvimos una charla muy profunda. Me habló del Puchero misterioso y toda la bohemia tanguera y de su hermana Rosita. Me resultó una persona muy sensible y humilde, con ideas, con vuelo, con una visión muy inteligente. De las personas más simples e interesantes a la vez”.

Cecilia ya se presentó con su arte en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora, Circe Fábrica de Arte, El Baruyo, El Faro de Villa Urquiza, Mamerta Espacio Cultural, Cusca Risun Peña Tanguera y Bar La Dignidad entre otros. Sin embargo asegura que su mayor logro es haber vencido sus propios miedos y poder armar un show, con el plus de disfrutarlo con su hijo en el escenario, ya que él es el percusionista.
Ahora, planea seguir con las presentaciones en vivo, grabar su primer disco del que se encuentra en una etapa de pre-producción, con Rafa Varela.
Confiesa no tener sueños muy ambiciosos, le gusta soñar chiquito, a corto plazo y dejar que la vida la vaya sorprendiendo, que se vayan abriendo puertas y poder disfrutar de su presente. 

“Poder compartir el escenario con artistas que yo admiro es hermoso, sentirme parte de la nueva camada del tango. Y al mismo tiempo no quiero encasillarme, consolidarme en el estilo pero explorar otros” Por ese camino están sus clases de guitarra y su mayor deseo: llegar al corazón de los espectadores, conmover a quien la escuche. •

+ INFO:
Facebook: Cecilia Muncal


Podes ver más de esta nota en Facebook