Revista Ground Online
logo revista Ground

#Emprendedores / Marea

Mariela y Claudio le dan rienda a suelta a su pasión por la cocina en Marea, un servicio de picadas de mar a domicilio. Un emprendimiento familiar en el que combinan trabajo y placer, buscando siempre un plus de calidad que solo se logra con la producción artesanal de cada uno de sus platos.

Contigo, pan y pescado

“Siempre nos gustó cocinar para otros, solo que ahora los hacemos para muchos otros. Mariela lo cuenta sonriendo, mientras apura un jugo de naranja, antes de ir a buscar a Santi a un cumpleaños. Santiago tiene siete años y en cierta medida fue el ‘responsable” de que Mariela González y Claudio Monteleonedecidieran instalarse en un barrio de Canning. Veterinario él, y licenciada en alimentos ella, se conocieron trabajando en el Mercado Central. Los primeros años vivieron en la zona norte, pero la llegada de Santiago los llevó a buscar un lugar más cerca para “no pasarnos la vida manejando”.
Mariela nació y se crió en Monte Grande, y Canning se le presentó como lo más parecido al barrio de su infancia, donde los chicos eran dueños de las veredas y las tardes se pasaban en las casas de los amigos. Así que decidieron vender su casa de Maschwitz y comenzar a construir en Canning.
“Lo único que le pedimos al arquitecto fue que el proyecto contemplara una cocina enorme. Hoy, nuestra cocina es el corazón de la casa, y casi sin quererlo, es el centro neurálgico de Marea. La idea surgió un poco por decantación. Claudio nació en Mar del Plata y es un apasionado de la cocina de mar. Durante años fue el cocinero oficial en cuanta reunión de amigos, familia o trabajo hubiere. Siempre nos decían que teníamos que capitalizar eso”.



Con la idea de cocinar para otros dando vueltas por su cabeza, Mariela y Claudio decidieron poner en marcha su proyecto particular. Así nació Marea, un servicio de delivery de picadas de mar, que se entregan listas para servir en la mesa. Entregamos cualquier día de la semana, pero el pedido hay que hacerlo un día antes, ya que hay platos que requieren mayor preparación.”

Todos los platos y conservas que incluyen las tablas de Marea son realizados en forma casera y artesanal, sin conservantes ni aditivos, y con materia prima de la mejor calidad. Claudio sigue algunas recetas tradicionales, pero también le gusta innovar en la nueva cocina de mar.
Las picadas de Marea incluyen desde mejillones en escabeche de ajo y pimentón, pulpo a la gallega, salmón ahumado, langostinos con mayonesa y jengibre, calamares a la plancha con vinagreta de lima y berberechos, boquerones y tentáculos en escabeche, hasta platos como ceviche de salmón, ceviche oriental de mariscos, o los imperdibles calamares “aux pistes” (con aceitunas negras, chile y vinagreta de lemoncello). Todo acompañado de dips de guacamole, manteca de anchoa, queso blanco con hierbas y pan.

“A los dos nos encanta viajar. Y mientras que para otros un viaje es conocer museos o paisajes, para nosotros es hurgar también en la cultura culinaria de los diferentes lugares. De cada viaje nos traemos ingredientes, especias, recetas…incluso elementos de cocina”, cierra Mariela, antes de partir a buscar a su hijo y encarar lo que para ella es la segunda mitad del día. “Nosotros seguimos con nuestros trabajos en el Mercado Central, y a Marea le dedicamos el resto de la tarde. Claudio cocina y yo me encargo sobre todo de las conservas. Si hacer lo que nos gusta, además no reditúa en algo, la ecuación cierra por todos lados”.

Para los que todavía no lo probaron:

Tel: (011) 1552590223 / (011) 1534498726
Facebook: /Picadas de Mar


Podes ver más de esta nota en Facebook